Se bautizan bajo lluvia de bendición, almas acuden al llamado de Dios en Zacatecas.