Manifiestan la gloria de Dios en un majestuoso templo en la colonia Nazario Ortiz.