El nombre de Jesucristo resuena en Nayarit, más almas deciden bajar a las aguas de bautismo.