El pasado 8 de diciembre, la iglesia del señor recibió una carta apostólica.