Se añaden más almas al pueblo de Dios, incesante crecimiento de La Luz del Mundo en Nuevo León.